Normativa

REGLAMENTO DE FUNCIONAMIENTO INTERNO DE LA ASOCIACIÓN CULTIVANDO LAS ROZAS

CAPÍTULO I
OBJETIVOS
– Fomentar hábitos consumo sostenibles y saludables entre las y los vecinos de Las Rozas.
– Proporcionar un espacio para el cultivo de alimentos destinados al consumo personal, fomentando la autogestión.
– Promover la conservación de la biodiversidad a través de la recuperación y la puesta en valor de variedades hortícolas autóctonas y tradicionales.
– Favorecer las relaciones y el intercambio intergeneracional e intercultural.
– Crear un espacio multifuncional, ecológico y sostenible donde la actividad productiva dirigida al autoconsumo pueda coexistir con otras actividades de carácter social, educativo, cultural, lúdico y terapéutico, generando espacios de participación colectiva.
– Fomentar la integración social y la convivencia de los vecinos y entidades sociales de Las Rozas (y municipios cercanos) mediante la participación activa de los usuarios.
– Recuperar, bajo criterios medioambientales, ecológicos y sostenibles, espacios degradados o infrautilizados para el uso y disfrute de la ciudadanía, garantizando el acceso público a las diferentes actividades de los huertos.
– Fomentar buenas prácticas ambientales de cultivo, basadas siempre en criterios ecológicos y de sostenibilidad ambiental que promuevan un mejor conocimiento de los procesos naturales y ayuden a entender la compatibilidad del desarrollo humano con el entorno.
CAPÍTULO II
DE LA ASOCIACIÓN EN GENERAL

Artículo 1
La Asociación Cultivando Las Rozas, constituida al amparo de la legislación vigente, se regirá por los Estatutos de la Asociación aprobados con fecha XX/XXTXX y por el presente Reglamento de Régimen de Funcionamiento Interno y por todas aquellas normas que establezca la reglamentación que le sea de aplicación según las leyes.

Artículo 2
El presente Reglamento desarrolla los contenidos expresados en los Estatutos de la asociación y en ningún caso podrá ir contra la filosofía y articulado de los citados Estatutos.

Artículo 3
El domicilio social se establece según se marque en los Estatutos de la Asociación. La Asamblea, en su caso, podrá adoptar los cambios que estime oportunos en el cambio del domicilio de la Asociación, notificando los cambios correspondientes al Ayuntamiento y a los/las socios/as.

Artículo 4
Será la Asamblea General el órgano rector de más alto poder de la Asociación.

Artículo 5
Cuando se produzca una situación de urgencia, que será aquella que ponga en peligro la integridad del huerto o de la asociación y que, por tanto, demande una actuación rápida para solucionarla a la mayor inmediatez, siendo, por tanto, imposible la toma de decisiones por la Asamblea ni por la Comisión Permanente; el socio que se haya apercibido de la situación contactará con todos los socios a través de los medios de contacto existentes, la solución se adoptará por la mayoría de los que hubieren contestado. Dicha solución se comunicará a la Asamblea y a la Comisión Permanente para su conocimiento.

CAPÍTULO III
LA COMISIÓN PERMANENTE

Artículo 6
La Comisión Permanente quedará constituida cuando asista la mitad más uno de sus miembros en primera convocatoria y un tercio en segunda. Para que sus acuerdos sean válidos deberán ser adoptados por consenso de los miembros asistentes o representados, excepto en situaciones de urgencia en la que los acuerdos se adoptarán por mayoría simple. Todos los acuerdos serán válidos únicamente tras haber sido aprobados por la Asamblea General.
Se define situación de urgencia como aquella que ponga en peligro la integridad del huerto o de la asociación y que haya de ser solucionada de inmediato.

Artículo 7
La Asamblea General podrá decidir la separación o no de miembros de la Comisión Permanente y deberá cubrir esta vacante en el más breve espacio posible y a propuesta de la Comisión Permanente.

Artículo 8
La Comisión Permanente podrá incorporar, por las necesidades de la asociación, a nuevos vocales a las tareas de la misma, funcionando estos de forma interina hasta que no sean ratificados por la Asamblea General.

CAPITULO IV
DE LA ASAMBLEA GENERAL

Artículo 9
La Asamblea General estará compuesta por todos los socios al corriente de pago de la Asociación.
Podrán participar en la Asamblea todas aquellas personas que tengan interés en los objetivos de la asociación con voz pero sin derecho a voto.

Artículo 10
La Asamblea General, tanto ordinaria como extraordinaria, quedará válidamente constituida en primera convocatoria cuando concurran a ellas, presentes o representados, al menos, un tercio de los asociados y en segunda convocatoria cualquiera que sea el número de los asociados.
Los acuerdos se tomarán por consenso de las personas presentes. En caso de dificultad para llegar a él, se reformulará la propuesta integrando todas las opiniones o matices a la propuesta inicial posibles; si tras la reformulación de las propuesta no se consiguiera llegar al consenso, la Comisión Permanente podrá someter a votación las propuestas seleccionando la propuesta que menos votos negativos obtenga.
En los supuestos de modificación de estatutos, disolución de la asociación, disposición o enajenación de bienes o remuneración de los miembros de la Comisión Permanente se atendrá a lo dispuesto en la Ley.

Artículo 11
Las reuniones serán periódicas. Se realizarán, al menos, una Asamblea Ordinaria anual y una Asamblea Extraordinaria cada trimestre para los siguientes temas: coordinación de actividades, estado de las parcelas, revisión del cumplimiento de los objetivos de la asociación, recursos económicos y materiales, etc. Además, se podrán convocar asambleas extraordinarias cuando se estime necesario.

Artículo 12
Se designará a un miembro de la asamblea como moderador para organizar los turnos de palabra, y otro para recoger el acta. Estas funciones serán rotativas en cada convocatoria.

Artículo 13
La Asamblea General, tanto ordinaria como extraordinaria, quedará válidamente constituida en primera convocatoria, cuando concurran a ellas, presentes o representados, al menos un tercio de los asociados y en segunda convocatoria cualquiera que sea el número de los asociados.
En los supuestos de modificación de estatutos, disolución de la asociación, disposición o enajenación de bienes o remuneración de los miembros de la Comisión Permanente se requerirá mayoría cualificada de las personas presentes o representadas.

Artículo 14
El orden del día será elaborado por los/las socios/socias. El orden del día se publicará en el tablón de anuncios del Huerto y se dará a conocer a todos los socios con una antelación mínima de 5 días a la celebración de la Asamblea.
En todo caso éste deberá ser ratificado por la Asamblea al comienzo de la misma.
La fecha de celebración de la asamblea se seleccionará teniendo en cuenta la preferencia de los socios.

CAPÍTULO V
DE LOS SOCIOS

Artículo 15
Podrán ingresar en la asociación todas aquellas personas mayores de edad que así lo soliciten expresamente y según lo que estipulen los estatutos y el presente Reglamento.
Para ser socio será necesario:
– Solicitarlo por escrito al Portavoz, proporcionando los datos y fotografías, en su caso, que se determinen.
– Abonar las cuotas establecidas, así como las derramas que se produjeran.
Por cada parcela asignada habrá un coordinador. El número máximo de socios estará en función de la superficie existente para cultivar, en ningún caso el socio podrá disponer de una superficie de cultivo inferior a 6 m2.

Artículo 16
Se establecerá una cuota de inscripción de 20€ que deberá ser abonada por cada socio en el momento de su ingreso en la Asociación. Para equilibrar las aportaciones de los distintos socios se establecerá una cuota anual de cultivo por m2 de parcela que será proporcional al presupuesto de la Asociación de cada año.
El pago de las cuotas se ingresará en la siguiente cuenta: XXXXXXXXXX
El importe recaudado se destinará a cubrir gastos de mantenimiento ordinarios del uso de las parcelas de cultivo y de las actividades propuestas por la Asociación.
Si dicha cuota no fuera suficiente para cubrir los gastos derivados del funcionamiento de la Asociación (compra de semillas, herramientas y otros materiales, etc.), se establecerá una cuota fija anual a abonar por los/las socios/as. Dicha cuota anual será consensuada por la Asamblea de la Asociación.
En caso contrario, si la cuota de inscripción de socios/as generara excedentes económicos, también sería la Asamblea de la Asociación el órgano que decidiría en que se invierte dicha cantidad.

Artículo 17
Una vez admitido el nuevo socio, el/la Secretario/a procederá a darlo de alta en el libro de registro de socios de la Asociación.

Artículo 18
Existirá una lista de espera de socios, que serán inscritos que cubrirán las bajas que se produjeran.

Artículo 19
La Asamblea General presentará anualmente un informe sobre las altas y bajas de socios producidas en dicho período.

CAPÍTULO VI
DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS SOCIOS

Artículo 20
Los/las socios/as tendrán los siguientes derechos en la Asociación:
a) Participar en las actividades de la Asociación y en los órganos de representación, de acuerdo con los Estatutos y el presente reglamento.
b) Ejercer el derecho al voto y a la toma de decisiones, así como asistir a la Asamblea General.
c) Ser informado acerca de la composición de los órganos de representación de la asociación, de su estado de cuentas y del desarrollo de su actividad.
d) Ser oído con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra su persona y a ser informado/a de los hechos que den lugar a tales medidas, debiendo ser motivado el acuerdo que, en su caso, imponga la sanción.
e) Contradecir o refutar los acuerdos de los órganos de la asociación que estime contrarios a la ley o los estatutos
f) Hacer sugerencias y realizar propuestas a la Asamblea General en orden al mejor cumplimiento de los fines de la Asociación.
g) A disfrutar de todas las ventajas y beneficios que la asociación pueda obtener.
Artículo 21
Los socios tendrán las siguientes obligaciones:
a) Compartir las finalidades de la asociación y colaborar para la consecución de las mismas.
b) Abonar las cuotas en la forma y plazo indicados, derramas y otras aportaciones que, con arreglo al Reglamento de Funcionamiento Interno, se pudieran establecer para el uso de las parcelas de cultivo.
c) Cumplir el resto de obligaciones que resulten de las disposiciones estatutarias.
d) Acatar y cumplir las decisiones y los acuerdos consensuados por la Asamblea General.
e) Abstenerse de hacer por sí toda gestión aislada de representación de la asociación sin previo acuerdo de los órganos competentes.
f) Cuidar el patrimonio de la asociación.
g) Los socios que representen a la asociación lo harán cumpliendo los objetivos descritos tanto en los Estatutos como en el presente Reglamento.
h) Mantener el debido respeto a las opiniones opuestas a las suyas en las Asambleas y a guardar ordenadamente el turno de palabra, que concederá la persona encargada.
i) Reparar y/o reponer aquellos bienes o utensilios que resulten dañados, destruidos o extraviados por un uso inadecuado de los mismos.
j) Dejar en buen estado el huerto al finalizar el período de uso, previa devolución de las llaves y los enseres recibidos.
k) Respetar el reglamento de uso de los Huertos Ecológicos, del que la persona cesionaria recibirá oportunamente la correspondiente copia.
l) Hacer un uso correcto de todas las instalaciones y mantener en todo momento limpio y bien cuidado el estado de su parcela y los lugares comunes.
m) Mantener una relación correcta y una respetuosa convivencia con el resto de personas cesionarias.
n) En el caso de advertirse una situación de urgencia, según se define en el artículo 6, los socios quedan obligados a comunicarlo a la Comisión Permanente. Si esta, por la razón que fuere, no tomara medidas inmediatas, los socios adoptarán la más conveniente mediante el siguiente procedimiento: celebración de una asamblea urgente, que podrá ser virtual, en la que adoptará el acuerdo según el sistema regulado en el segundo párrafo del artículo 10. La medida adoptada se comunicará a todos los socios y será ratificada en la asamblea.

Artículo 22
Las personas cesionarias de parcela de cultivo deberán abonar el consumo de agua.

CAPÍTULO VII
DE LA PÉRDIDA DE LA CALIDAD DE SOCIO

Artículo 23
Los socios podrán solicitar en cualquier momento su baja voluntaria en la asociación. Esta petición deberá realizarse por escrito y deberá informarse a la Asamblea, que acordará la baja sin más trámites.

Artículo 24
Se perderá la condición de asociado/a por alguna de las causas siguientes:
a) Por renuncia voluntaria, comunicada por escrito a la Asamblea.
b) Por contravenir los objetivos o fines recogidos en los Estatutos y en el Reglamento de Funcionamiento Interno, previo expediente instruido al efecto en el que se garantice el derecho de audiencia al socio sujeto a expediente.
c) Por incumplimiento de sus obligaciones económicas, si dejara de satisfacer cuotas periódicas, después de haber sido requerido en dos ocasiones para ello.
d) Por conducta incorrecta, por desprestigiar a la Asociación con hechos o palabras que perturben gravemente los actos organizados por la misma y la normal convivencia entre los asociados.
e) Por incumplir la normativa específica de uso de las parcelas de cultivo, o utilización de las mismas para finalidades distintas a las establecidas por la Asociación.
f) Por abandono en el uso o cultivo de la parcela, durante más de tres meses consecutivos. Una parcela se considerará en situación de abandono cuando:
1) sea evidente la falta de cuidados de los cultivos.
2) la abundancia de plagas o parásitos supongan un riesgo para la salud de los cultivos de las parcelas colindantes.

Artículo 25
En cualquier caso, los expedientes de expulsión deberán ser tratados por un Comité de Conflictos, creado al efecto y garantizando la audiencia al interesado.
La Asamblea General será la encargada de ratificar o denegar el informe realizado por la Comisión, siendo necesario el consenso de los presentes. En caso de no haber consenso será necesario, al menos, el apoyo de 2/3 de los socios presentes para que se apruebe la moción de expulsión.
El Comité de Conflictos se autodisolverá una vez emitido su informe.

CAPÍTULO VIII
DE LA ADJUDICACIÓN DE LAS PARCELAS

Artículo 26
Las parcelas se adjudicarán respetando los principios de equilibrio y proporcionalidad y asumiendo, en la medida de los posible, las solicitudes presentadas. En el caso de que todas las parcelas disponibles para la asociación estén ocupadas, la asignación de terreno a nuevos socios se realizará de las parcelas comunitarias. A tal efecto, se asume una capacidad de carga de las parcelas como máximo de 1 persona por cada 6 m2. Una vez superada esta capacidad, se pasará a asignar nuevos individuos a las parcelas familiares de la misma manera. La inclusión de nuevos socios en las parcelas familiares se realizará, en el caso de que no hubiera acuerdo, comenzando por aquellas parcelas en las que los hortelanos dispongan de mayor superficie. Esto siempre, por consenso en la asamblea general.

CAPÍTULO IX
DEL USO DE LOS HUERTOS, DE LAS INSTALACIONES Y DEL USO DEL AGUA

Artículo 27
El uso de los huertos será exclusivamente el cultivo agrícola de hortalizas, flores y frutas, quedando expresamente prohibida cualquier otra actividad agraria o no, incluida la venta de productos, el almacenaje de cualquier índole. El incumplimiento de esta obligación comportará la revocación automática de la cesión.

Artículo 28
Los hortelanos de la Asociación deberán regirse por las siguiente norma para el uso de las parcelas:
a) Los productos obtenidos de los huertos serán destinados al consumo propio o familiar.
b) Será obligación de la persona cesionaria colaborar en la confección del calendario que se establezca para la realización del compost para uso común y en el reparto del mismo.
c) Respetar las reglas que la Asamblea establezca en relación al uso de agua, los abonos, las herramientas y en general cualquier otro elemento que se les facilite, así como a avisar al responsable designado por la misma en caso de alteraciones o enfermedad en las plantas.
d) Solo se admitirá el riego por goteo. Además, será responsabilidad de cada hortelano/a consumir el agua imprescindible para el riego, dentro de los horarios autorizados.
e) No se autoriza el empleo de trampas o métodos de captura no selectivos para la fauna, así como la colocación de cebos, incluyan o no sustancias venenosas.
f) Queda prohibido el paso de vehículos de tracción mecánica al interior de los huertos, que no fueren destinados estrictamente a la realización de labores de cultivo y por el tiempo indispensable, así como introducir vehículos de cualquier tipo, a excepción de las bicicletas, coches de bebés o sillas de ruedas y otros cuyo objeto sea facilitar la movilidad de las personas cesionarias.
g) Ningún usuario de los huertos podrá ubicar en los mismos cualquier elemento (muebles, maderas, techados, etc.) que no sean discutidos y aprobados por la Asamblea General. Deberá mantener la misma estructura y superficie de la parcela que se cede en origen, no pudiéndose realizar ningún tipo de obra o cerramiento. Asimismo, deberá abstenerse el titular de la instalación de cualquier tipo de elementos que no se destinen específicamente al cultivo de la tierra, tales como barbacoas, cobertizos, casetas, etc.
h) Los residuos vegetales, incluidos los restos de cosecha, deberán ser depositados en la zona de compostaje, que se ubicará en las inmediaciones, debiendo estar las parcelas libres de desechos. Está terminantemente prohibido tirar cualquier otro resto de materiales (vasos, vidrios, plásticos, maderas, etc.) dentro de los contenedores o del recinto de los huertos.
i) El mantenimiento ha de efectuarse en la totalidad de la parcela y no en una zona de la superficie total de la misma. El mantenimiento también incluye la limpieza de la parte proporcional de camino de cada huerto, de tal modo que el resultado final sea la limpieza de la totalidad de los caminos interiores.
j) Los/las usuarios/as tienen la obligación de custodiar los bienes que, en su caso, se entreguen en concepto de uso. Deberán poner en conocimiento de la Comisión Permanente cualquier incidencia que afecte a los huertos o instalaciones, ya provengan de los demás usuarios, ya de personas terceras, ajenas al uso de aquellos.
k) Tras su uso, los aperos comunes de labranza quedarán debidamente recogidos, limpios y depositados en el punto especificado para su almacenamiento.
l) Los/las usuarios/as deben evitar el depósito o acumulación de materiales o herramientas sobre los huertos, que no fueran los estrictamente necesarios para el cultivo de la tierra.
m) Deberán evitar causar molestias a los demás usuarios de los huertos, absteniéndose de la utilización de artilugios que pudieran provocar daños o lesiones a los mismos.
n) No ceder el uso de los huertos a terceras personas. Excepcionalmente, el titular podrá autorizar el acceso a su parcela de un tercero por un periodo máximo anual de 60 días naturales, ampliables por causa médica debidamente justificada. No obstante, el coordinador de la parcela, se podrá ayudar de otras personas, en labores de apoyo en el cultivo y mantenimiento, sin que se permita en ningún caso la subrogación en otras personas.
o) No abandonar el cultivo o uso de los huertos, excepto por razones de causa mayor. En caso de impedimento para ello, se deberá poner en conocimiento de Asamblea General a la mayor brevedad.
p) Se prohíbe la quema de pastos o restos del cultivo de huertos, así como la generación de cualquier tipo de fuego dentro del recinto del huerto.
q) Se prohibe realizar vertidos sobre los demás huertos y zonas de acceso, o depositar restos de desbroce o limpieza sobre los mismos.
r) A la finalización del periodo de cesión y uso, la persona que la ha disfrutado como cesionaria dispondrá de 15 días naturales para retirar los cultivos y las instalaciones que pudieran existir, debiendo quedar las parcelas limpias y libres de utensilios personales.

Artículo 29
Se admiten los cultivos siguientes:
1. Cultivos hortícolas.
2. Cultivos de flor, aromáticas y medicinales.

Artículo 30
Queda excluida la plantación de arbustos o árboles y de toda especie alóctona, así como el cultivo de plantas psicotrópicas o prohibidas por ley. De este modo, quedará prohibida la plantación de otras plantas o cultivos que no se adapten a la agricultura tradicional de la zona.
Artículo 31
En cuanto a la prevención de la contaminación de suelos, cada cesionario deberá cumplir:
1. El cultivo del huerto se hará de manera respetuosa con el medio ambiente. En caso de necesidad (enfermedades, plagas, carencias nutricionales, etc.) se restringirá a lo indicado por la Asamblea General, dando la debida publicidad a los afectados.
2. No se podrán utilizar productos de limpieza u otros que contaminen el suelo. Igualmente queda terminantemente prohibido realizar cualquier vertido de productos contaminantes sobre la tierra, que puedan provocar un daño grave al suelo. En tales casos, se podrá originar una responsabilidad, incluso penal, del responsable del vertido.
3. Está terminantemente prohibido emplear trampas u otros métodos de captura para la fauna o cebos con sustancias venenosas.

Artículo 32
Condiciones para el riego.
1. Los titulares del uso de los huertos, deberán utilizar los medios para el riego que se hayan puesto a su disposición dentro de las instalaciones ubicadas en los huertos sociales; siendo obligatorio el uso de riego por goteo.
2. No se podrán utilizar otros elementos distintos a los existentes o disponibles, salvo que se autorice por la Asamblea, quedando prohibido el riego con aspersores u otros medios que puedan invadir otros huertos colindantes.
3. Se evitará, en cualquier caso, el despilfarro de agua o la utilización de métodos de riego que provoquen un consumo anormal del agua disponible, pudiendo ser causa de revocación de la licencia la conducta contraria a ello.
4. Queda prohibida la traída de aguas desde cualquier otro punto que no se encuentre habilitado al efecto, para el riego en los huertos, salvo el agua envasada que el usuario traslade desde su domicilio o fuentes públicas.

CAPÍTULO X
NORMAS DE LA AGRICULTURA ECOLÓGICA

Artículo 33
El cultivo habrá de ser practicado de forma ecológica. A tal efecto se describe a continuación las especificaciones que de esta derivan en distintos aspectos de la agricultura:
a) Relacionados con la fertilización de la tierra:
Quedan prohibidos:
1) Abonos orgánicos de síntesis, ni mantillos elaborados con productos contaminados con pesticidas y herbicidas.
2) Abonos minerales (nitrogenados, fosfatados, potásicos, magnésicos, etc.) obtenidos por procedimientos químicos.
Quedan autorizados:
1) Los abonos procedentes de humus de lombrices, los estiércoles compostados (entendiendo el compostaje como un proceso de fermentación aeróbica), abonos verdes y restos de cosechas perfectamente descompuestos, así como los compost elaborados a partir de residuos no contaminados.
2) Los abonos minerales de origen natural (fosfatos naturales molidos, polvos de silíceas, calizas molidas, dolomitas, etc.).
b) Relacionados con el tratamiento fitosanitario y el control de plagas:
Quedan prohibidos:
1) Insecticidas, fungicidas, acaricidas ni otros productos procedentes de la síntesis química.
2) Herbicidas químicos de síntesis.
Quedan autorizados:
1) Los tratamientos preparados a base de sustancias naturales minerales, vegetales o animales (caldo Bordelés, caldo Borgoñés, jabón potásico, nicotina, rotenona, azufre, pelitrina, etc.)
2) Los distintos preparados a base de plantas (maceraciones, infusiones, decocciones, etc.).
3) La utilización de los métodos biológicos para el control de hierbas competidoras (acolchado, escarda manual, aproximación de cultivos, cultivo en bancal profundo…).
4) El empleo de estrategias basadas en técnicas de la agricultura ecológica, entre las cuales se establecen:
– Rotación de cultivos.
– Asociación de cultivos beneficiosos.
– Empleo de depredadores naturales de las plagas (mariquitas, etc).
– Empleo de insecticidas naturales.
– Empleo de especies vegetales atrayentes para los insectos polinizadores (claveles chinos o tagetes…).
– Utilización de productos fitosanitarios admitidos en las prácticas de agricultura ecológica.

Artículo 34
En cuanto a la divulgación de los conocimientos y valores de la agricultura ecológica:
1. El huerto podrá ser objeto de visitas de distintos colectivos, con el fin de dar a conocer las actividades desarrolladas en los mismos, e inculcar los valores sobre la agricultura tradicional y ecológica.
2. A tales efectos, los usuarios del huerto vendrán obligados, dentro de los horarios de apertura de estos, a permitir la entrada en los mismos de los colectivos incluidos en visitas.
3. En tales casos, el usuario deberá colaborar, en la medida de sus posibilidades, con los docentes o demás personas que acompañen a los escolares, durante la estancia de éstos en el huerto.
4. Podrán organizarse jornadas divulgativas sobre agricultura ecológica y consumo sostenible y saludable a personas y colectivos interesados.

CAPÍTULO XI
DE LA FINANCIACIÓN

Artículo 35
La Asociación se financiará de las cuotas de los socios, actividades lúdicas, formativo-educativas, conciertos económicos con instituciones públicas, legados, herencias. El fin es la autofinanciación.
CAPÍTULO XII
DE LA DISOLUCIÓN
Artículo 36
En caso de disolución, se nombrará una comisión liquidadora, la cual, una vez extinguidas las deudas, y si existiese sobrante líquido lo destinará para fines no lucrativos.
CAPÍTULO XIII
DE LA REFORMA DE LOS ESTATUTOS Y DEL REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERNO

Artículo 37
La modificación de estatutos o del presente Reglamento deberá realizarse por el consenso de la Asamblea General en su conjunto. En caso de no llegarse a un consenso, será necesaria la votación a favor de la reforma de, al menos, 3/4 partes de los socios.
Al objeto de adaptar el Reglamento al funcionamiento observado en el huerto, será necesaria su revisión una vez haya transcurrido el primer año de funcionamiento.

Artículo 38
En caso de reforma de estatutos, las modificaciones deberán ser enviadas de forma inmediata al Registro de Asociaciones para que se proceda al cambio oportuno.

Artículo 39
Una vez reformados los estatutos o el presente reglamento, en su caso, la Comisión Permanente deberá facilitar a los socios los textos reformados.

Las Rozas, noviembre del 2015.